Tenés que conocer el esplendor de la nueva Costanera de Termas de Río Hondo

Tenés que conocer el esplendor de la nueva Costanera de Termas de Río Hondo

Una majestuosa obra ribereña sobre el Río dulce aguarda por vos, nos referimos por supuesto a la nueva Costanera de Termas de Río Hondo. Visitála ¡quedarás maravillado!

Con unos 3.800 metros de longitud, en los que alberga cuatro nodos de servicio y esparcimiento, la imponente estructura representa un excelente atractivo para los turistas y un deleite para los termeños.

El segundo tramo de la Costanera de Termas de Río Hondo fue inaugurado en septiembre 2008; desde entonces se convirtió en un paseo obligado, que va desde la ruta nacional 9 hasta el dique Frontal.

Tiene bicisenda, palmeras, muelles y muchos espacios verdes, al mejor estilo de las calles de Ocean Drive, Miami; palmeras más, palmeras menos. En la tardecita, al pie del murallón, se pueden ver pescadores fuera y dentro del agua; entretanto las garzas y los biguás hacen un festín en la correntada, y las escaleras laterales lucen repletas de gente en espera del “pique”.

Desde la parte superior del paredón, el paisaje ofrece a un lado el lago del embalse, con campings y playas. Allí, los locales practican deportes náuticos y pescan dorados y bogas; por la otra parte se puede visualizar el cauce del río Dulce y el nuevo campo de golf. 

Al caer la noche, desde la Costanera del Río Dulce, se puede contemplar el iluminado Puente Colgante de la Isla Tara Inti y de fondo el majestuoso Dique Frontal.

Costanera de Termas de Río Hondo

¿Cómo se hizo?

De acuerdo con los expertos, la costanera norte, en su desarrollo de 3.800 metros de longitud, se hizo siguiendo el derrotero del cauce del río hasta el empalme con la Ruta Nacional 9; pasando por una importante zona de campings municipales.

La construcción de la obra básica demandó el movimiento de aproximadamente 200.000 m3 de suelo, los cuales forman parte de un terraplén que en algunos puntos alcanzó los 5 metros de altura.

Posee una bicisenda de 1.80 de ancho y una zona destinada a la parquización de 2.0 m; así como también una senda peatonal de 3.2 m de ancho. Esta última se realizó en hormigón texturizado con roca de cuarzo triturada.

Costanera de Termas de Río Hondo

Cuenta la leyenda que…

Termas de Río Hondo es una bella ciudad turística rica en historias. Una de ellas tiene que ver con lo que en otros tiempos llegó a ser el famoso río dulce.

Se dice que antes de que hicieran el dique Frontal de las Termas y el dique Los Quiroga, el río llegaba hasta la costanera vieja. De manera que sin ellos, estarían bajo el agua todo lo que es hoy el Cristo, el parque temático y todos los clubes de la ribera.

Ahora bien, si retrocedemos en el tiempo, antes de que existiera la vieja Costanera de Termas de Río Hondo, en épocas estivales, el agua llegaba a cubrir todo lo que hoy es el parque; llegaba hasta Av. Olaechea y a veces hasta Av. Roca.

Algunos lugareños de la vieja escuela te deleitarán con sus narraciones, en las que cuentan que el parque Aguirre se hizo sobre un pantano o laguna, que era un brazo del río en épocas que traía mucha agua. A principios del siglo XX se rellenó todo ese sector y luego se plantaron los eucaliptos para evitar la proliferación de mosquitos y por ende el paludismo.

Costanera de Termas de Río Hondo

El Río Dulce era muy caudaloso, pero poco profundo. Si a eso le sumamos que es un río de llanura con poca pendiente, su cauce se volvía muy irregular, cambiando mucho a lo largo de los años.

“Todo fue hasta que la acción del hombre lo sujetó un poco. El Puente Carretero mide 850 metros, para que se den una idea del ancho que tenía el río, casi un 1 km”; dice uno de los abuelos termeños.

Lectura recomendada: ¡Imperdibles! Golf y deportes náuticos en Termas están a la orden del día

0 Comentarios

Deja tu respuesta